El turismo aporta el 11,7% del PIB de España, siendo uno de los principales pilares de nuestra economía. Como líder mundial en el sector turístico, los hoteles en España deben reforzar su estrategia hacia la sostenibilidad aprovechando el crecimiento del mercado. Ser sostenible no es una moda pasajera, sino una oportunidad única de dar respuesta a la demanda de los viajeros.

Cómo mejorar la sostenibilidad en un hotel

  1. Busca la eficiencia

El primer paso es que los responsables de administración realicen una contabilidad del consumo de energía y agua del hotel para conseguir reducir su uso.

Desde el punto de vista energético, una solución fácil y rápida de implantar es utilizar bombillas de bajo consumo como la iluminación LED. El uso de este tipo de alumbrado puede suponer economizar el gasto en hasta un 80%.

La instalación de un sistema de climatización eficiente supone también un gran ahorro de dinero. Así como utilizar dispositivos de ahorro energético como termostatos inteligentes, sensores de movimiento, y electrodomésticos con clasificación de eficiencia energética. Adicionalmente, el aprovechamiento de las energías renovables a través, por ejemplo, de paneles solares, ayuda a reducir la huella de carbono y reducir la factura de la luz. El ahorro asociado a este tipo de tecnologías puede llegar hasta el 70%, viendo resultados de la inversión en un periodo de 5 años.

Por otro lado, para optimizar el consumo de agua es aconsejable instalar sistemas de purificación que permitan su reutilización en sistemas de riego, limpieza de superficies y/o recarga de inodoros. Otra forma de optimizar este recurso es utilizar reductores de flujo de agua, pudiendo ahorrar hasta el 50%.

 

2.      Kilómetro 0

Las propuestas eco-friendly suelen estar muy ligadas a la influencia de estas sobre el entorno local. Dar prioridad a proveedores de la zona, además de fomentar el empleo y la economía de la región, ayuda a desarrollar un comercio sostenible. La compra de productos y servicios de proximidad ayuda a reducir la huella ecológica generada por la fabricación, embalaje y transporte de materias primas a kilómetros de distancia. Para fomentar este comercio, puedes ofrecer un buffet o carta de productos ecológicos, de temporada y de proximidad provenientes de la región donde se encuentre tu hotel. De esta forma incentivas la gastronomía local y la riqueza de la zona. Como se explica en el siguiente punto, es muy importante comunicar la procedencia de estos productos para que los clientes tengan consciencia, lo valoren y contribuyan en esta alianza.

Los convenios con negocios de la zona son otra alternativa que atrae beneficios ambientales, sociales y económicos. Un ejemplo de ello es ofrecer a tus huéspedes descuentos en un restaurante cercano o recomendaciones de lugares donde comprar o visitar.

 

3.      Comunicación

Con el objetivo de concienciar y potenciar tu propuesta de valor entre las partes interesadas es fundamental el papel de la comunicación. Empleados, clientes y el mercado en general deben estar informados de las medidas que tu hotel está llevando a cabo, pues va a ser un factor diferencial en la toma de decisiones.

Por un lado, el hotel debe promover campañas internas para la involucración y adopción por parte de los empleados de las políticas establecidas.

Por otro lado, es importante que el cliente pueda distinguir con facilidad si tu hotel es respetuoso con el medio ambiente. Para ello la Unión Europea ofrece a los alojamientos turísticos una etiqueta ecológica. Se trata de un distintivo que tiene en cuenta 37 criterios con los que pretende promover comportamientos sostenibles a través de un uso eficiente de los recursos disponibles.

 

Beneficios de un modelo turístico sostenible

  • Crecimiento económico: Muchas de las medidas conllevan una transformación digital que fomenta la competitividad y rentabilidad de tu negocio.
  • Preservación de los valores naturales y culturales gracias a la conservación del patrimonio cultural y natural.
  • Beneficios sociales, como la generación de empleo, resultado de potenciar la actividad en el entorno local.

 

Un hotel sostenible es aquel que incorpora en su gestión un balance entre medio ambiente, economía y sociedad. Este diferenciador dentro de poco será un requisito indispensable para los consumidores. Te invitamos a unirte cuanto antes y consolidar a España como líder mundial en el sector.