Quiénes somos

LA SOLUCIÓN PARA LA PLANTACIÓN Y REFORESTACIÓN MASIVA

Somos CO2 Revolution

Nuestros objetivos: reducir la emisión de gases de efecto invernadero y frenar la deforestación

Calificados como una de las 100 mejores start up del mundo por el South Summit de 2018, prestamos nuestros servicios tanto a comunidades y organismos que necesiten realizar actividades de plantación como a aquellas instituciones que tengan el propósito de compensar su huella de carbono. En ambos casos, cuentan con una certificación oficial (por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) y propia.

Para ello combinamos nuestra experiencia en optimización de procesos y el Big Data con una novedosa semilla inteligente “iseed” que, gracias a que está pregerminada, lanzada desde drones consigue algo antes impensable: reforestar grandes extensiones de terreno en horas y con un bajo coste. Un modelo integral que además permite monitorizar el crecimiento del ecosistema.

La idea de CO2 Revolution nace en 2014 fruto de una inquietud personal de nuestro fundador, Juan Carlos Sesma.

Especialista en Optimización de Procesos, en septiembre de 2014 salió de España para desarrollar un proyecto profesional en Bogotá. Una serie de vivencias personales y ver las graves consecuencias que el cambio climático estaba produciendo en Colombia -con sequías, incendios y el aumento de las temperaturas- hicieron reflexionar a Juan Carlos en la necesidad de contribuir a un mundo mejor. ¿Cómo combatirlo?

Analizó que los dos principales causantes del cambio climático son las emisiones de gases de efecto invernadero y la deforestación masiva y concluyó que, principalmente, para combatir ambos problemas, se deben crear a gran escala ecosistemas completos, que por una parte conviertan carbono en estado gaseoso en estado sólido y por otra creen mayor superficie forestal que la que se destruye vía deforestación o incendios.

En marzo de 2016 regresaba a España con la clara intención de desarrollar un proyecto para combatirlo. Y en esta intención además de con su familia, contó con la ayuda del Monasterio de La Oliva en Navarra y el fraile cisterciense Enrique Carrasco, unido desde hace generaciones a la familia Sesma-Fraguas y que fue el verdadero alquimista de la composición para las semillas inteligentes.

Es por eso que las primeras pruebas se realizaron en tierras navarras y fueron un éxito, con más del 80% de eficacia en su crecimiento. Los árboles nacidos de esta fase se encuentran en pleno desarrollo en el Monasterio.

Para la creación de estos ecosistemas completos analizó todas las variables que intervienen desde un punto muy técnico, como si de la línea de montaje industrial se tratase, eliminado todos los cuellos de botella que iba detectando en cada fase, generalmente ligados a tiempo y dinero.

Este análisis sirvió para trazar la idea final: CO2 Revolution es una empresa que permite reforestar ecosistemas completos, respetando las especies autóctonas, a un coste bajo y con una certificación oficial. ¿Cómo? Plantando semillas pregerminadas que prenden fácilmente  y que lanzan desde el aire drones.