• El proyecto CO2 Revolution aplica un revolucionario sistema de reforestación basado en la siembra selectiva con drones y semillas inteligentes.
  • Más allá de las tradicionales repoblaciones este proyecto crea ecosistemas forestales que favorecen la biodiversidad autóctona.
  • Se trata de uno de las mayores iniciativas llevadas a cabo en nuestro país para cumplir con los objetivos del Pacto Verde Europeo y reactivar la economía local en el medio rural.

Unos de los proyectos de sostenibilidad más relevante a nivel europeo, nace de una startup española: CO2 Revolution. Esta empresa basada en la economía verde ha reforestado un total de 850 hectáreas en lo que va de año, con un sistema innovador con el que se puede replantar hasta 100.000 árboles en un día.

Extremadura, Murcia, Palencia, Guadalajara, Burgos, Palencia y ahora Galicia, son algunas de las zonas deforestadas que han sido reforestadas de la mano de CO2 Revolution mediante técnicas de inteligencia artificial basadas en el Big Data, las semillas inteligentes y el uso de drones.

El sistema de reforestación desarrollado por CO2 Revolution permite repoblar con especies autóctonas una superficie arrasada por el fuego o afectada por la desertificación hasta 100 veces más rápido que mediante medios tradicionales.

La reforestación con especies autóctonas mediante este novedoso método permitiría que nuestro país liderara el Pacto Verde Europeo, redoblando de ese modo su apuesta por la conservación de la naturaleza, la mejora de los ecosistemas y la biodiversidad que albergan.

Nuestro país es el segundo de la UE, por detrás de Suecia, con mayor superficie forestal: casi 30 millones de hectáreas. Si se ampliaran y se pusieran en valor los servicios ambientales, sociales y económicos que nos prestan nuestros bosques seríamos una de las mayores potencias europeas de la nueva economía verde.

La reforestación de las áreas devastadas por el fuego y afectadas por el avance de la desertificación es una de las mejores estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, una estrategia que puede contribuir a su vez a la protección de la biodiversidad y la reactivación del empleo y la economía local en el medio rural.

Asimismo, el impulso a esta estrategia permitiría a España iniciar una verdadera transición ecológica hacia un modelo de desarrollo sostenible en el campo, que contribuirá al reto demográfico de luchar contra la despoblación y el abandono de la actividad en el medio rural.

A pesar de contar con un fuerte componente tecnológico, la firma también pretende aportar una solución social al problema global de la deforestación en plena crisis climática. Existen algunas especies, como las encinas, cuyas semillas se plantan de manera más eficiente si se hacen a la antigua usanza, a mano.

Para ese proceso de plantación de las bellotas responsables de que estos árboles germinen algún día, la compañía cuenta con un programa de contratación de personas en riesgo de exclusión social. Una vez formadas, son ellas las encargadas de dirigir a los equipos que ejecutarán esas reforestaciones. “El cambio climático y la deforestación son un problema global. Pero no nos podemos olvidar de las personas”

 EN LÍNEA CON LO QUE EXIGE EUROPA

La Estrategia de la Unión Europea sobre Biodiversidad para 2030 refuerza el compromiso de la UE con un modelo de desarrollo verde compatible con la conservación de la naturaleza.

Esta Estrategia establece que la restauración de la naturaleza será un elemento central del plan de recuperación de la UE ante la pandemia de coronavirus, aportando nuevas oportunidades de negocio que permitirán restablecer la economía de Europa desde el respeto a su biodiversidad.

Para la Presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen «La conservación del patrimonio natural es un elemento esencial del Pacto Verde Europeo y forma parte del modelo de recuperación económica que Europa propone a el mundo»

Asimismo la UE destaca el importante papel de la reforestación para detener el avance de la desertización y señala el importante papel de los bosques como sumideros de CO2 para alcanzar la neutralidad en carbono en 2050.